CONDIMENTOS, DE PAZ CARRILLO
En 16 septiembre, 2017 | 0 Comentarios

Dice Cristina Domenech en contratapa “No se puede decir otra cosa de este primer libro de Paz Carrillo que ha sido un trabajo de muchos años de paciencia frente a la palabra. Palabra alimento condimentada con los hijos, el pan de cada día, los exilios, la tierra perdida, la tierra nueva.
La palabra despierta dentro de la palabra y es en el primer poema donde el lenguaje que pretende ingenuidad, toma la forma de un equilibrio inestable, La mano en la almohada/cosquilleo de lo no escrito…/ es la soledad oculta en las paredes.
La poesía de Carrillo bordea los mundos cotidianos y sencillos con la profundidad de la existencia, de la esencia de las cosas que aparecen dibujadas como sombras de la verdad, siempre en el juego del ocultamiento y la revelación.
Los Condimentos pretenden separar con aromas los sentidos del discurso, pero Paz Carrillo logra seguir con el doble juego que encierran los excesos y las miserias. El laurel puede dar un gusto exquisito pero en otra variedad es veneno puro. Laurel, Azafrán, Canela, Pimienta Negra, son metáforas de los sabores de la vida. Así los versos llevan al lector con astucia a través de huellas donde la poeta ya no piensa en el final, tiene tanto por escribir, como si la muerte hubiera sido parte de algún mapa posible, como si el veneno de esa vida fuera calmado por los condimentos que se despliegan para encontrar la voluntad del poema, la palabra tanto tiempo oculta. Los hijos como letras eternas, parecen haber obturado el tiempo. Pero es ahora cuando su cuerpo apartado de las pariciones sigue entero y puede escribir.
Paz Carrillo se atreve a realizar un acto de purificación cuando con honestidad brutal nos dice: Frotó fuerte su piel/escupió hasta hartarse/hasta que la historia se le saliera/del cuerpo.

 

DISPONIBLE PARA LA VENTA A PARTIR DEL 1 DE OCTUBRE

Dejar una respuesta